Q-VR Range Rover: Clase Business sobre cuatro ruedas


A través de Diariomotor, nos llega un ejercicio de transformación extremo llevado a cabo por Design Q, la consultora británica de diseño “premium” especializada en transformaciones de lujo para coches, aviones y embarcaciones. Así pues han convertido un Range Rover, ya de por sí un lujoso todoterreno, en lo más parecido a un jet privado o la más exigente Clase Business de la más prestigiosa línea área.

Inicialmente destinado al exigente (y adinerado) mercado de Oriente Medio, esta atractiva propuesta permite a sus ocupantes viajar por carretera con el mismo confort que si lo hicieran en sus propios aviones. Por ese motivo no se ha escatimado en detalle alguno, algo muy importante si tenemos en cuenta el perfil de sus potenciales clientes, en su gran mayoría jeques árabes, para los cuales esto de los costes no es precisamente un problema.

Para lograr el máximo espacio disponible se ha eliminado el maletero, lo que dota al coche de un habitáculo infinitamente más grande y aprovechable ya que, igualmente, han elevado el techo para que el estar de pie dentro del coche no sea problema alguno.

Además, se han llevado a cabo modificaciones importantes en la carrocería, especialmente en las puertas traseras, ya que ahora son de apertura vertical, idénticas a las de un jet privado.  Se abren hacia arriba y bajan automáticamente un escalón para un fácil acceso.

Sin embargo es una vez dentro del Q-VR Range Rover cuando descubrimos de verdad lo que es el lujo asiático sobre cuatro ruedas. Cuenta con cuatro increíbles asientos de cuero de la máxima calidad, reclinables, con soporte para las piernas y ajuste eléctrico. Pero es que además está dotado de todo tipo de detalles, algunos de lo más extravagantes, tales como un refrigerador de bebidas (para tener siempre a punto una botella de champán), un centro de mini-spa y hasta un salón para fumadores de puros.

También cuenta con un centro informático a bordo, con el fin de ubicar sendos ordenadores portátiles y la máxima conectividad hasta un sistema de integración con el iPhone con el fin de que viajar por carretera no sea un obstáculo para continuar con los negocios.

Anuncios

Tunning Extremo: Cómo convertir un vetusto 2CV en una obra de arte


Si hace más o menos una semana veía con sorpresa y, por qué no, con admiración, cómo unos “locos” italianos eran capaces de reconvertir un 2CV en una especie de Ferrari, lo que es objeto de esta entrada logró sin embargo que mi capacidad de sorpresa, que yo pensaba finita y ciertamente saturada, siga aumentando hasta límites insospechados.

Así pues, recientemente cayó en mis manos un divertido reportaje sobre una concentración de fanáticos del Citroën 2CV, Dyane 6 y similares celebrada el pasado mes de agosto de 2009 en la ciudad checa de Most. Allí se dieron cita infinidad de aficionados a ese mito de Citroën con sus “locos cacharros”.

Sin embargo, la pasión por dichos coches lleva a sus dueños a cometer auténticas locuras para mantener siempre actuales sus vetustos vehículos y reconvertirlos, por la vía del tunning más extremo, en verdaderas obras de arte y en algunos casos, curiosísimas excentricidades dignas, en todo caso, de la máxima admiración.

Os mostraré unas cuantas de las “joyas” que allí se pudieron ver para que entendáis hasta dónde se puede llegar transformando unos sencillos coches en piezas de incalculable valor para cualquier museo.

Tunning Extremo: la Suzuki-Ferrari Hayabusa


Esto del tunning extremo parece que está de moda  y no sólo para el mundo de los coches, tal y como veíamos el otro día con aquel inefable “Citrorrari” (mezcla de Citroën 2CV y Ferrari).

En esta ocasión la “víctima” de la imaginación de los diseñadores de la preparadora de motos Trike Japan ha sido una Suzuki GSX1300R Hayabusa, a la que decidieron tunear convirtiéndola en un increíble trike mezclando el frontal de la propia moto y añadiéndola en la trasera elementos de un Ferrari de Fórmula 1 y unas llamativas llantas de color dorado.

El resultado es de una belleza cuando menos discutible aunque como dice el viejo refrán, “para gustos los colores” . Lo que está claro es que si lo que querían es que cuando pase a tu lado te des la vuelta y te quedes con la boca abierta, tal y como veréis en las fotos y en el vídeo que ilustran esta información, lo van a conseguir sin ninguna duda. De lo que estamos seguros es que no te dejará indiferente.

Fuente: Autoconsultorio.com.

Tunning Extremo o cómo "cruzar" un 2CV con un Ferrari F355


Podría sonar a chiste y encajar perfectamente en la sección de “Humor” de cualquier programa, no sólo de motor. Pero la realidad -como suele ocurrir casi siempre- acaba por superar a la ficción y veo con sorpresa y, por qué no, con admiración, lo que el equipo Nimik Rally Team logró construir con las ruinas de un vetusto Citroën 2CV Furgoneta que iba a ser desguazado y de un Ferrari F355 Berlinetta, que iba a correr la misma suerte.

Pues bien, esta gente, ubicada en la localidad italiana de Como, es famosa por sus trabajos de restauración y carreras con Citroën, no tuvo mejor ocurrencia que “cruzar” ambos coches. El resultado, tras nada menos que 5 años intensos de trabajo. es sencillamente espectacular.

Nos encontramos pues ante un coche que por fuera se parece a un humilde Citroën, pero que suena como un Ferrari, se conduce como un Ferrari y alcanza casi 300 kms/h como un Ferrari.

Fotos: Nimik Rally Team

Cómo convertir un Lamborghini Gallardo en un Reventon


De la mano del preparador alemán CDC International GmbH nos llega un conjunto de preparación que le confiere al “pequeño” Lamborghini Gallardo la imagen del todopoderoso Lamborghini Reventon y que consiste, entre otros artículos, en un kit de carrocería a base de componentes de carbono, como las tomas de aire, difusor trasero y spoiler. Asimismo las taloneras laterales, el faldón trasero y el delantero están disponibles en carbono y en fibra de vidrio.

De la misma forma, el conjunto monta unas espectaculares llantas de 20 pulgadas, un sistema de frenos especial, un kit de potenciación del motor a 800CV y acabados en carbono y piel.

El resultado, espectacular, es evidente que salta a la vista…